kawasaki unimate

Por Juan Carlos Sasia - LMT Manager
 
La empresa Kawasaki Heavy Industries es un gigantesco conglomerado industrial japonés, posicionado en todos los sectores de alta tecnología, con facturaciones de varios billones de € y presencia mundial. En nuestro país el nombre de Kawasaki se asocia con las motos, pero no con los robots, y estamos trabajando para cambiar eso.
 
La realidad es que KAWASAKI ROBOTICS sabe hacer robots, y muy bien, desde hace 50 años. En 1969 se fabricó el primer Robot Kawasaki, así que detrás de cada robot Kawasaki que podemos adquirir en 2019 tenemos mucha experiencia mecánica, eléctrica, electrónica y de software. Son máquinas evolucionadas durante 50 años como resultado de un uso real en la industria y respondiendo a las necesidades que en cada momento se han planteado.

kawasaki unimate
El Kawasaki Unimate, el primer robot industrial (1968)
Ahora bien, los robots, por muy buenos que sean, son cáscaras vacías, sin utilidad alguna hasta que se les proporciona un propósito. Para ello, y en función de la complejidad de su propósito, podrá bastar una única persona o será necesario un equipo multidisciplinar de personas que integre el robot en el proceso productivo. Y para hacer bien este trabajo es condición necesaria el dominar las capacidades del robot, lo cual se consigue con una buena formación teórica y mucha práctica. En Larraioz Elektronika somos conscientes de esta realidad. Por ello desarrollamos un programa completo de formación y asesoría que permite adquirir conocimientos tanto teóricos como prácticos.

Los cursos están bien, la asesoría también. Pero hace falta practicar. Conscientes de que no siempre se va a disponer de un robot para practicar hemos puesto a disponibilidad del público general el software K-Roset Lite sin coste, que permite una experiencia práctica muy cercana a la realidad. El teach pendant virtual, la línea de comandos, el interfaz del usuario, la forma de interpolar el robot, etc., todo funciona como en el robot real. Y esto está muy bien, se puede desarrollar un proyecto sin robot, hacer pruebas, optimizar el software y las trayectorias, comprender el funcionamiento del robot.
 

Pero somos humanos. Estamos diseñados para interactuar en un mundo material y el mundo virtual, por muy perfecto que sea, no es real. A nuestras instalaciones acuden muchas personas y en especial jóvenes que se están formando en la técnica. Y es muy interesante observar sus expresiones de asombro cuando ven al robot en su escala real moviéndose; su sonrisa cuando por primera vez mueven el robot con el teach, graban un par de puntos y ejecutan un ciclo continuo… Es ahí cuando se dan cuenta del enorme potencial que ofrece el robot, cómo puede dominar el espacio que rodea al robot e interactuar con el entorno. Esa misma sensación es la que le llega a una persona que tiene un proceso productivo y jamás ha compartido su espacio con un robot, o no lo ha visto en un contexto de uso similar al que tiene en su planta.
 
Y aquí es cuando entra en escena nuestro viajero, el robot Kawasaki RS003NFF60. Es el pequeño de la familia de los más de 70 modelos de Kawasaki Robotics: tiene 3 kg de carga útil, un alcance de 620 mm y 20 kg de masa. Pero salvando las distancias de tamaño y carga se comporta igual que un Kawasaki MG15HL de 1500kg de carga y 4 m de alcance (6.500 kg de masa), con lo que la experiencia adquirida con él se puede extrapolar a cualquier otro robot Kawasaki.
 
A nuestros colaboradores de Larraioz Mechatronic Team les cedemos durante un mes el RS003N, si bien ese plazo se suele alargar por los beneficios que obtienen de él. Este robot les permite obtener la experiencia real de la máquina, comprobar cómo sus simulaciones con el K-Roset corresponden con lo que hace el robot real y afianzar así su confianza en el software de simulación, practicar y adquirir la visión espacial de cómo se mueve un robot y qué es lo que permite generar trayectorias eficaces y elegantes. También les permite interactuar con la periferia con su PLC interno, sus I/Os o con buses de campo, o con comunicaciones vía Ethernet. Esto a nivel interno, pero no queda aquí el asunto. El robot lo tienen disponible para realizar demos en sus instalaciones, workshops, exposiciones o incluso demostraciones de viabilidad a sus clientes.
 

kawasaki robot RS003N formación viajero

Estas demostraciones ante el cliente tienen el beneficio doble de presentar algo tangible y de que el colaborador se entrene a nivel comercial sobre cómo hacer ver a su cliente los beneficios de las soluciones que le puede aportar.
 
Ya llevamos unos meses con este programa de cesión de robot, con muy buenas sensaciones compartidas por todos. Destacar el compromiso de todos los colaboradores, que no sabemos de dónde sacan el tiempo, que aprovechan al 100% este recurso durante el tiempo que lo tienen. Pronto nuestro robot viajero regresará a Larraioz para continuar su viaje a un nuevo destino, en el que conocerá a nuevas personas y a quienes ayudará a incrementar sus conocimientos en los robots Kawasaki y a generar oportunidades de negocio.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *